El cerro Jesús Nazareno ya le salieron grietas

0
574

Un año y medio de estar abierto al público el mirador turístico del cerro Jesús Nazareno, en el barrio Antonia Santos, comuna 8 de Cúcuta, ésta enorme obra que se construyó en la parte más alta de este barrio, ya se están presentando grietas inquietantes y de preocupación en algunas áreas.

En la zona del parqueadero, las bardas que sostienen las barandas tienen varias fisuras en la parte superior y en algunos bloques, la estructura de metal, se observan en las escaleras otras grietas, así como también en la rampa construida para los discapacitados, también se aprecia en el muro izquierdo, a unos 50 metros del monumento, justo en la zona que detiene parte del barandaje este problema.

La denuncia fue hecha por el concejal Oliverio Castellanos donde radica en la presencia temprana de agrietamiento en una obra nueva. En informe ante la Contraloría Municipal con detalles de los daños asegura en ella que lo que se busca es que no se sigan invirtiendo recursos que se pueden perder.

Olivero solicitó al ente de control que realice una visita técnica para verificar la infraestructura, a la cual ya se le hicieron algunas reparaciones en materia de fisuras, detalló el concejal. El secretario municipal de Infraestructura, Yonny Pascual Contreras, explicó que un equipo integrado por contratista, supervisión, contraloría y la misma secretaría, hizo una inspección a la obra y aseguró que esta fue revisada en su totalidad.

“Revisamos toda la parte estructural de las obras en el cerro, desde donde están las escalinatas por el acceso peatonal por Antonia Santos, y no observamos compromiso estructural, que es lo que pudiera preocupar”, explicó el secretario. Confirmó que sí hay unas fisuras que está presentando la obra, pero explicó que son consecuencia de dilataciones. “No es grave, por lo que no hay compromiso estructural”, aseguró.  También explicó, esta semana la contratista deberá subir al cerro a corregir las fisuras, a las que calificó como normales.

Contreras indicó que la inspección se hizo en la parte superior, inferior y alrededores de la obra, y sostuvo que son dilataciones que se pueden ocasionar en un proceso constructivo. Por su parte, los vecinos de los barrios Antonia Santos y El Progreso, que rodean al cerro, están pidiendo la reactivación turística del monumento.  Recordemos que para la primera parte, el costo fue de 2.179 millones de pesos. La Alcaldía de Cúcuta invirtió 899 millones de pesos en la segunda fase, para un total de 3.078 millones pesos.

 

Deja un comentario