Un gigante Schmeichel no pudo evitar la eliminación danesa

0
289

En un partido muy poco jugado y que se resolvió desde la definición del punto de penal, la selección de Dinamarca sucumbió por la mala puntería de sus jugadores y quedó fuera del campeonato del mundo a manos de Croacia.

El juego empezó frenético, con emociones y dos goles muy tempraneros poniéndose en ventaja Dinamarca gracias a un saque de banda al corazón del área y un rebote que capitalizó Jorgensen. Tres minutos más tarde gracias a una sucesión de rebotes cerca a la portería danesa el balón le queda a Mario Mandzukic quién convierte y empata las acciones.

Así se resolvieron los noventa minutos en un partido muy aburrido disputado en la mitad de la cancha por ambos conjuntos y que no tuvo mayores incidencias. En el tiempo suplementario el desarrollo del cotejo no cambió pero gracias a una falta en el área por parte de Dinamarca, Luka Modric pateó el penal y así surgió la figura de Kasper Schmeichel atajándole el tiro al jugador del Real Madrid y forzando la serie de los once pasos.

En la definición la leyenda del portero danés creció y paró dos disparo que lastimosamente no sirvieron de mucho pues su equipo no le respondió a su gran trabajo y perdieron la llave luego de empatar 1-1 en los 120 minutos y caer 3-2 en esa definición; sin embargo, fue elegido como el hombre del partido, premio justo y merecido por su gran actuación, no solo en este partido, sino también en su participación en el campeonato del mundo.

Ahora la clasificada Croacia de Modric, Mandzukic y compañía, gran revelación del torneo, se medirá por los cuartos de final ante la local, Rusia, que viene de eliminar a la selección española.

Rafael David Arámbula Ochoa.

Deja un comentario