Un Bale inspirado lleva al Madrid a un histórico tricampeonato

0
663

El Real Madrid hizo historia en la Uefa Champions League. Luego de sus victorias en Lisboa, Milán y Cardiff llegó el turno de Kiev; un equipo antológico y con futbolistas a un nivel estratosférico consigue llevarse su cuarta copa en cinco años logrando un legendario tricampeonato que no se veía desde 1976.

Hay equipos que marcan historia y este sin duda está entre los más grandes; un conjunto con mística, con buen fútbol, con figuras determinantes y con hambre de gloria que se adapta ante cualquier escenario.

El rival era un histórico, un club que ha sido el único que la había podido ganar una final europea en el último tiempo cuando le arrebató la orejona en 1985 pero que en esta ocasión sucumbió ante el poderío merengue como también lo hicieron la Juventus de Turín y el Atlético de Madrid en dos ocasiones.

Nada pudieron hacer los dirigidos por Jurgen Klopp a pesar de los primeros treinta excelentes minutos que le jugaron al Real antes de la lesión de Mohamed Salah, unos groseros errores del portero Karius y un Gareth Bale de fantasía le dieron la orejona número trece a los dirigidos por “Zizou” en un cotejo en el que el árbitro cumplió una gran tarea y en el que las estrellas de la previa (Cristiano Ronaldo y el egipcio Salah) no brillaron como se esperaba.

Luego del pitazo final los jugadores de la capital española celebraron el título conseguido que los inmortaliza como uno de los mejores equipos en la historia de esta competición y del fútbol mundial y que confirma la dinastía blanca en el balompié moderno.

Rafael David Arámbula Ochoa.

Deja un comentario