$37.4 Millones Deberán Pagar Los Infractores En Estado De Embriaguez

0
1293

Las autoridades de tránsito les recordaron a las personas que tienen por costumbre consumir licor y luego conducir, que se están enfrentando a las multas más altas de la Ley de Embriaguez: 37.499.616 de pesos, si se rehúsa al examen con el alcoholímetro, le imponen la sanción  ya mencionada anteriormente y le suspenden la licencia por 10 años.

En Cúcuta, los comparendos por esta violación se duplicaron este año, al pasar de 216 en el primer semestre de 2017 a 441 en el mismo periodo del presente año.

“Por eso, si usted acostumbra a sacar el carro o la moto cuando va a rumba, piénselo bien antes de hacerlo, porque por un par de cervezas que se tome puede ser el próximo en recibir la máxima multa”, dijo el secretario de Tránsito, José Luis Duarte.

Al ser interrogado, sobre si los infractores por embriaguez cumplen con el pago de las multas, el funcionario señaló que hay que buscar la forma de modificar la ley  en cuanto tiene que ver con las sanciones, puesto que las multas están a precios muy altos y el problema queda es para las secretarías de Tránsito, que son las encargadas de cobrar, también comentó que su propuesta apunta a que se baje el precio de la multa, debido a que la ley no obliga a la retención del vehículo sino por periodos muy cortos y la gente se preocupa más por la entrega de su vehículo que por la sanción en dinero y la suspensión de la licencia, “hacen caso omiso a esto”.

Añadió que al ministerio de Transporte se solicitó  que se modifique la inmovilización del vehículo, para lo cual la propuesta da dos opciones: o el infractor paga el comparendo, o su vehículo será inmovilizado hasta que cumpla su sanción con la licencia.

Duarte reveló que ninguno de los que ha recibido la máxima multa de 38 millones de pesos la ha pagado. “No vienen, nos toca a nosotros iniciar un proceso de cobro coactivo para buscar la posibilidad de comprometer al infractor a firmar un acuerdo de pago”, dijo.

Al ser indagado sobre las consecuencias a las que se enfrentan aquellos infractores a los que se les canceló la licencia pero son sorprendidos de nuevo al volante, Duarte explicó que a este ciudadano el policía está en la obligación de detenerlo y presentarlo ante la Uri de la Fiscalía, por estar haciendo caso omiso a una resolución administrativa que lo sancionó. También les envió un consejo: si llegan a ser requeridos por la autoridad para la prueba de alcoholemia, no negarse nunca, porque esto los hará acreedores a la máxima multa.

El comandante de policía de Tránsito, mayor Jhon Jairo Ramos Medina, dijo que hay un dispositivo activado en las distintas comunas para impedir que los borrachos protagonicen accidentes. “De ahí que el número de comparendos se haya incrementado en el presente año”, dijo.

Deja un comentario